RSS

Archivo de la etiqueta: soltar el pasado

Vivir en el presente es saludable

zooey-deschanel-widescreen-wallpaper-zooey-deschanel-8422251-1680-1050


Claves para vivir en el Presente:

- Suelta el pasado y el futuro. Lo único que está pasando para ti es el presente.
- Practica un ejercicio de ubicación. Mira a tu alrededor para encontrar varios puntos de referencia, observa el cielo, sus colores, la densidad de las nubes, reconoce el lugar en el que te encuentras, quítate los zapatos y coloca los pies en el suelo, haz contacto con la tierra, observa cómo estás vestido en este momento. Cualquiera de estas prácticas te permitirá regresar al momento presente.
- Ocúpate de hacer una sola cosa a la vez. No le permitas a tu mente distraer tu atención. Generalmente atiendes varias cosas a la vez y piensas que de esta manera eres más efectivo, pero esto puede ser erróneo, pues en la medida en que divides el foco de tu atención, pierdes la capacidad de reconocer y memorizar los detalles, así como disminuyes la capacidad de respuesta efectiva que es proporcional a la atención que prestas.
- Practica la observación consciente. Como cuando eras niña, procura obtener los detalles del elemento o la situación que observas; seguramente descubrirás que desconocías muchos de ellos. Atiende y mira los ojos de la persona con la que conversas, comunícate de una forma directa, recuerda que prestar atención es una forma de expresar amor.
- Pon orden en tu vida. Prueba planificar la noche anterior las actividades del próximo día, de esta manera te asegurarás el atender cada cosa en su momento. Muchas veces son los pendientes urgentes los que nos impiden estar en presente, nos llevan hacia el futuro o hacia el pasado. Planifica en función de tu capacidad y en tiempos reales.
- Vuélvete optimista. Reconoce cada cosa positiva que sucede en tu entorno inmediato, y apóyate en ello para ganar confianza y optimismo. No permitas que los rumores o los comentarios negativos, sin verificar, afecten la perspectiva optimista que tienes de la vida.
- Fortalece tu fe y la confianza en la Divinidad.
(Maytee Sepulveda).

732e09916a1d1b64c421f86om0

 
 

Etiquetas: , , , , , , ,

El perdón nos sana

dar y pedir perdon

Para descubrir la plena importancia del PERDÓN en las relaciones humanas, intentemos imaginar como seria un mundo sin el. ¿Cuales serian las graves consecuencias?. Estaríamos condenados a elegir una de las cuatro opciones siguientes: perpetuar en nosotros mismos y en los demás el dano sufrido, vivir con el resentimiento, permanecer aferrados al pasado o vengarnos.

Revisemos cada una de las opciones:

a) Perpetuar en si y en los demás el daño sufrido

Cuando alguien lesiona nuestra integridad física, moral o espiritual, algo sustancial ocurre en nosotros. Una parte de nuestro ser se ve afectada, lastimada, inclusive mancillada y violada, como si la maldad del ofensor hubiese alcanzado nuestro Yo intimo. En ese momento, nos sentimos inclinados a imitar al ofensor, ese mimetismo misterioso mas o menos consciente, nos ubica en una conducta de portarnos como personas malas, no solo respecto al ofensor, sino también con nosotros mismos y con los demás. La imitación del agresor es un mecanismo de defensa bien conocido en psicología. Por un reflejo de supervivencia, la victima se identifica con el verdugo.

b) Vivir con un resentimiento constante

Muchas personas sufren por vivir con un perpetuo resentimiento, ahora bien, vivir irritado, incluso inconscientemente, exige muchas energía y mantiene un estrés constante . El estrés creado por el resentimiento puede llegar a provocar enfermedades psicosomaticas y alterar el sistema inmunologico, apareciendo enfermedades como artritis, arteriosclerosis, diabetes, enfermedades cerebrovasculares, etc.
Entre las mejores estrategias defensivas contra los efectos nocivos del resentimiento , se recomienda la practica habitual del perdón en la vida cotidiana.

c) Permanecer aferrado al pasado

La persona que no quiere o no puede perdonar difícilmente logra vivir el momento presente.Se aferra con obstinación al pasado y, por eso mismo, se condena a malograr el presente , ademas de bloquear su futuro. El recuerdo y estancamiento en el pasado, vuelve a exacerbar antiguos sufrimientos (heridas no sanadas), el momento presente se malogra con cavilaciones inútiles; el tiempo pasa sin felicidad, la posible alegría de las relaciones personales se desvanece. El futuro esta cerrado y es amenazador: ya no hay nuevos vínculos afectivos, ni nuevos proyectos ni riesgos estimulantes. La vida se ha quedado anclada en el pasado.

d) Vengarse

Las primeras secuelas de una vida sin perdón no ofrecen nada gratificante, como se expuso anteriormente. Y que ocurre con la Venganza? presenta perspectivas mas alentadoras?. Se trata, sin duda, de la respuesta a la afrenta mas instintiva y espontanea; sin embargo intentar compensar el propio sufrimiento inflingiendoselo al ofensor supone reconocer que el sufrimiento posee un alcance mágico que dista mucho de tener.
La venganza, en cierto modo, es una justicia instintiva que proviene del inconsciente y tiende a restablecer  una igualdad basada en el sufrimiento inflingido de modo mutuo. Intentar pagar al ofensor con la misma moneda hace entrar a la victima y al verdugo en una dialéctica repetitiva.
En la danza de la VENGANZA,  mas que llevar se es llevado. Como un mimo sin libertad, se obedece a los gestos del provocador y se es arrastrado a replicar con acciones aun mas envilecedoras. La obsesión de revancha encierra en la espiral de violencia. Solo el PERDÓN puede romper el ciclo infernal de la venganza y crear nuevas formas de relaciones humanas sanas. No hay que pensar que la mera decisión de no vengarse es, de por si, equivalente al perdón. No obstante, es el primer paso importante y decisivo para emprender el camino del mismo.

(Tomado del Libro ¿COMO PERDONAR? Perdonar para Sanar/Sanar para Perdonar de Jean Monbourquette).

Ni-a-ofreciendo-perdon

 

Etiquetas: , , , , ,

Aprendiendo el arte de olvidar

kwan-yin-6

Ciertamente todos nosotros fuimos expuestos a momentos difíciles en el pasado, unos mas que otros por supuesto, pero eso no nos debe indicar que debemos traerlo a la memoria a cada momento para revivir esa sensación de tristeza o de molestia nuevamente y quedarnos allí estancados. Creo que toda persona que desea jugar un papel protagonico y positivo en su vida tiene que aprender a dejar su pasado en el lugar donde debe estar; en el pasado. Si somos objetivos con relación a lo que sucedió tiempo atrás, llegaremos a la conclusión que NADA SE PUEDE HACER POR NUESTRO PASADO. Las personas que tienen su mirada en el pasado; se paralizan y adormecen su potencial, para no experimentar el glorioso futuro que DIOS ha determinado para cada una de sus criaturas. Es decir, que mientras ellas se quedan contemplando y comentando lo que les sucedió, desaprovechan las oportunidades que rodean su presente.

Ha notado que cuando usted se estaciona mentalmente en recordar aquellos acontecimientos que en su pasado le hicieron daño, vuelve a revivir las emociones de tristeza o de ira que sintió en ese momento?. Si?. Entonces esta de su parte y no de la de los otros, de desechar esas imágenes y situarse en el PRESENTE, en el AQUÍ Y EN EL AHORA. No caiga en el masoquismo emocional , no se complazca en el dolor propio de recordar una y otra vez en esas malas experiencias.

(Robert Vargas de su Libro: DECÍDETE A OLVIDAR LOS ERRORES DEL PASADO).

el cambio_magicodespertar

 

Etiquetas: , , , , , ,

El Arte de Compartir…

“Eran dos jóvenes que mantenían una entrañable amistad. Vivían apaciblemente, pero el país entró en guerra, fueron aislados y conducidos al frente. Cayeron prisioneros del enemigo y pasaron dos años en un campo de concentración. Luego de acabada la guerra fueron puestos en libertad y cada uno siguió con su vida en lugares diferentes. Diez años después se encontraron y, tras fundirse en un largo y emotivo abrazo, uno le comentó a otro:

-Yo ya olvidé todo aquello que nos pasó. Lo olvidé en seguida como si no hubiera ocurrido. ¿Y tú, mi buen amigo?

-Yo no,—repuso el otro con evidente amargura— nunca podré olvidarlo. No hay un solo día en el que no odie intensamente a nuestros carceleros.

El amigo entonces replicó:

-¡Que lástima! Yo sólo estuve dos años como prisionero, sin embargo tú continúas cautivo”.

Es importante dejar el pasado doloroso y difícil atrás porque cuando nos dejamos acompañar por él nos amargamos, perdemos la ilusión, nos desgastamos y dejamos de disfrutar la vida. Por mi parte respeto tus sentimientos y las vivencias que hayas tenido y no dudo ni por un momento de la seriedad y la gravedad de esos acontecimientos, pero tal vez este sea el momento perfecto para recordarte que ¡ya pasó!, y que no hay nada que puedas hacer para borrarlo de tu vida. ¡Tienes que aprender a vivir con eso! A muchas personas les gustaría seguir sintiéndose víctimas de la actitud o el comportamiento de otros y de esta manera justificar su negativa a retomar la responsabilidad de la vida. Prefieren mantener su pasividad, su falta de entusiasmo para no tener que desarrollar el valor necesario, pasar la página y volver a comenzar. Vivimos la vida cargados con un gran equipaje compuesto, en su mayoría, por el recuerdo y las emociones negativas que mantenemos asociadas al pasado.

Toma la decisión valiente de soltar, inclusive puedes hacer un rito simbólico, como bañarte en el mar o subir una montaña, que te ayude mentalmente a aceptar que ya te desconectaste de ese evento y decide maduramente aceptarlo y aprender algo de ello, de manera que no vuelvas a necesitar pasar por la misma experiencia para hacerlo. ¿Sabías que casi todas las situaciones difíciles que vivimos nos dejan siempre algo positivo? Vale la pena encontrar ese lado, recuerda que nada sucede por nada, o más bien que todo ocurre por una buena razón, aunque no lo podamos reconocer en el mismo momento. La mayoría de nosotros tiene artilugios mentales para desaparecer las imágenes que decidimos borrar en algún momento y no recordar lo que vivimos o lo que nos hicieron. Pero esto no significa que ya lo superamos, y podemos darnos cuenta de eso el día en que una situación cualquiera hace que reaccionemos de una forma exagerada o absurda, debido a toda esa emoción negativa que todavía guardamos inconscientemente. Si estamos lo suficientemente atentos, esa actitud nos recuerda que todavía tenemos un pendiente por enfrentar y resolver, de lo contrario nos volverá a suceder, una y otra vez, hasta que lo entendamos y hagamos algo al respecto.

¿Cuántas veces dices que no a una invitación, a una oportunidad o a una posibilidad porque en el pasado fracasaste o tuviste una experiencia negativa?

A veces lo que te frena ni siquiera fue lo que tú viviste, sino la referencia de lo que le pasó a otro… ¡Es tiempo de detenerte y reflexionar acerca de esto porque el único que puede cambiarlo eres tú! Deja de andar por ahí contando tus tristezas, tus pérdidas o tus derrotas.

Comparte sólo tus logros, tus experiencias positivas y enriquecedoras, siempre con la intención de motivar o apoyar a otros para que vivan las suyas. Seca esas lágrimas, sacude el polvo de tus rodillas, sal de ese cuarto pequeño en el que te has pasado tanto tiempo…¡es el momento de renovarte y ser libre del peso extra que te has impuesto a ti mismo!

Para tener en cuenta:

Cada vez que el pensamiento o la imagen de lo sucedido vuelva a ti permítele entrar y salir libremente de la mente sin retenerla o profundizar en ella para no dejarte afectar.

Perdona y envía pensamientos de paz, amor y felicidad a todas las personas involucradas con las situaciones difíciles de tu vida, aunque creas que no se lo merecen.

Reafirma la confianza en ti mismo y en tu capacidad para enfrentar cualquier situación y salir victorioso de ella.

Encuentra la lección oculta en esa experiencia y tenla presente en tu vida.

Trabaja duro para construir otro estilo de vida, ten el valor, la decisión y la fortaleza para vivir como quieres.

¡¡¡ Suelta el pasado, deja de preocuparte por el futuro, vive el presente, la vida es maravillosa, todo va a estar bien !!!(Maytte Sepulveda) http://www.maytte.com

 
 

Etiquetas: , , ,

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 356 seguidores