Cultivar la paciencia

1306496207_virgo_by_artorifreedom-d3gnvrw


¿A dónde vamos con tanta prisa? La paciencia es una actitud que nos enseña a estar en paz con nosotros mismos y con los demás.

Cuando dejamos de lado la prisa y las exigencias propias de nuestro estilo de vida, nuestro mundo se torna más amable y lleno de posibilidades. Es importante entender que hay un tiempo y un lugar para cada cosa y que en la medida en que logramos asimilarlo, podemos organizar de una mejor manera nuestro tiempo y agenda.

Cuando nos armamos de paciencia somos capaces de afrontar el tiempo de espera de cada proceso y las dificultades de una forma más constructiva y positiva, podemos reconocerlas como parte de nuestro aprendizaje y como una oportunidad para dar lo mejor de cada uno de nosotros cuando llegue el momento.

Asumir la vida cotidiana como si fuese una especie de carrera contra el tiempo nos lleva a enfrentar varios riesgos: la ansiedad, el mal humor, la intolerancia, la dispersión, el nerviosismo y la pérdida de la serenidad. Aprendamos a desacelerar nuestra forma de actuar y a recuperar el ritmo acompasado que lleva la vida.

La paciencia nos ayuda a prevenir la ira y la frustración, que son dos emociones muy negativas que atentan contra nuestro bienestar. Gracias a ella somos capaces de aprender a aceptar tanto aquello que se presenta de forma inesperada como las diferencias que existen producto de la diversidad, buscando resaltar, siempre, los elementos afines y positivos que existen entre nosotros.

Quien se acostumbra a hacer todo cada vez más rápido se siente tentado a tratar de hacer varias cosas al mismo tiempo, viviendo en la ilusión de que puede hacerlo todo y muy bien. Pero lo cierto es que, en la mayoría de los casos, no consigue terminar nada y esto le provoca más ansiedad, envolviéndose en un círculo vicioso de estrés, frustración, ira, impaciencia y fracaso.

La paciencia es un mediador entre nuestro mundo interior, pensamientos, sentimientos y sensaciones, y el mundo exterior; todo lo que ocurre a nuestro alrededor y lo que se genera a través del contacto y la relación con otras personas. Ella nos permite conciliar ambos mundos, y alcanzar nuestros propósitos personales con menos desgaste.

A veces, cuando el desarrollo de los acontecimientos no coincide con nuestras expectativas, tenemos la tendencia a cargar con la culpa de lo que sucede a los demás, evadiendo aceptar nuestra responsabilidad y disposición a corregir nuestro error lo más pronto posible. ¡Cálmate! Analiza la siguiente historia:


“Un día, Jaimito entró a su casa dando patadas en el suelo y gritando muy molesto.
Su padre lo llamó. Jaimito acudió, diciendo en forma irritada:
– ‘Papá, ¡te juro que tengo mucha rabia! Pedrito no debió hacer lo que hizo conmigo. Por eso, le deseo todo el mal del mundo, ¡tengo ganas de golpearlo!’.
Su padre, un hombre simple pero lleno de sabiduría, escuchaba con calma al hijo, quien continuaba diciendo:
-‘Imagínate que el estúpido de Pedrito me humilló frente a mis amigos. ¡No acepto eso!
Me gustaría que él se enfermara para que no pudiera ir más a la escuela’.
El padre siguió escuchando y se dirigió hacia una esquina del garaje de la casa, de donde tomó un saco lleno de carbón, el cual llevó hasta el final del jardín y le propuso:
– ‘¿Ves aquella camisa blanca que está en el tendedero? Hazte la idea de que es Pedrito y cada pedazo de carbón que hay en esta bolsa es un mal pensamiento que va dirigido a él. Tírale todo el carbón que hay en el saco hasta el último pedazo. Después yo regreso para ver cómo quedó’.
El niño lo tomó como un juego y comenzó a lanzar los carbones, pero como la tendedera estaba lejos, pocos de ellos acertaron la camisa.
Cuando el padre regresó, le preguntó:
-‘Hijo, ¿qué tal te sientes?’.
– ‘Cansado pero alegre. Acerté algunos pedazos de carbón a la camisa’.
El padre tomó al niño de la mano y le dijo:
– ‘Ven conmigo, quiero mostrarte algo’.
Lo colocó frente a un espejo que le permitía ver todo su cuerpo… ¡Qué susto!
Estaba todo negro y solo se le veían los dientes y los ojos. En ese momento el padre dijo:
-‘Hijo, como pudiste observar, la camisa quedó un poco sucia, pero no es comparable a lo sucio que quedaste tú. El mal que deseamos a otros se nos devuelve y multiplica en nosotros. Por más que queremos o podamos perturbar la vida de alguien con nuestros pensamientos, los residuos y la suciedad siempre queda en nosotros mismos’.

A pesar de las tensiones y dificultades de la vida diaria, debemos aprender a controlar nuestra agresividad, aprender a calmarnos y actuar con responsabilidad en lugar de reaccionar. La agresividad es un gran enemigo a vencer. Y no importa si la dejas dentro de ti o lo dejas escapar, las consecuencias te hacen tanto daño a ti como a los demás. Aprende a canalizarla, de manera que no perjudiques a nadie más. ¡Busca la serenidad!

(Maytte Sepulveda). Fuente: http://www.maytte.com/

264575_414078875356020_1513135237_n

Anuncios

6 comentarios sobre “Cultivar la paciencia

Agrega el tuyo

  1. Para todo en la vida se requiere paciencia almas calmadas serenas .sin paciencia no se logra nada..el gran prolema del hombre es esa falta de paciencia,,lo queremos todo deprisa y así nos va ,,, que nunca estamos presentes,no vivencia os el aun y ahora sintiendo lo que estamos haciendo,,el sistema nervioso esta desquiciado,,,,sin esa calma interior difícilmente seremos felices,,,respirar profundamente para clmar el espíritu inquieto, y así tmar la vida ,,

    Me gusta

  2. Que interesante anécdota. Justo en terapia de pareja, nosotr@s buscamos que la pareja de padres, aplique ciertos valores como la paciencia, tanto en su relación como en la crianza de sus hij@s; de lo contrario estaremos construyendo relaciones endebles y con bases frágiles. Si pueden, conozcan nuestro trabajo en: http://www.terapiadepareja-df.com.mx/

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu propio blog con WordPress.com.

Subir ↑

El blog de Isa

Un lugar para compartir cosas interesantes

CONEXIÓN PERMANENTE.

Estar atentos es la única manera de hallar tu Conexión Permanente.

Gotitas de conciencia

Es un blog sobre autoayuda, enfocado en la salud emocional y la codependencia. Se trata de compartir informacion sobre la codependencia y como salir de ella. Se tratan asuntos como la autoestima , la felicidad , las emociones , como salir de relaones toxicas y como encontrar relaciones saludables.

isabelsaenz

Un sitio de Informacion, crecimiento y diversión. Un lugar para compartir mis experiencias.

La vida te da sorpresas!

La vida es incierta y el futuro siempre nos preocupa mas de lo que nos ocupa, la única forma de derrotar el miedo es enfrentandolo, de otra forma permaneceremos en el para siempre! Facilitador Coach Ontológico.

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

SE HABLA VERDE

Hablar verde, no es una moda... Es un estilo de vida

A %d blogueros les gusta esto: