Inicio » ALCANZAR LAS METAS » Nada cambia hasta que no cambia mi mente…

Nada cambia hasta que no cambia mi mente…

autocontrol-esp1 (1)

La verdadera libertad se logra cuando tu mente está libre. La peor cárcel en la que puedes vivir es la prisión mental, aquella que termina siendo un obstáculo para disfrutar y alcanzar todo lo que está por venir.
Puedes ganar cientos de batallas, liberar pueblos enteros, pero si la mente de esclavo sigue arraigada a tus pensamientos, todo lo que hagas tendrá los mismos resultados que obtuviste cuando estabas preso.
Puedes usar tus fuerzas y toda tu energía para alcanzar un imposible, pero si una vez que lo alcanzaste, lo que experimentaste no te sirvió para cambiar tu mente y sigues viviendo igual, estarás parado en el mismo lugar de siempre. Tus pensamientos y tu accionar no dependen ni de lo milagroso, ni de lo mágico, sino de la calidad de pensamientos y de palabras con los que llenes tu mente, tu espíritu y tu alma. Sólo dependerán de tu hablar.

Martin Luther King decía: Nada en el mundo es más peligroso que la ignorancia sincera y la estupidez concienzuda. El orden en tu mundo interno dependerá de la calidad de pensamientos que albergues en él”.
Cuando la opresión es mental, cuando tus pensamientos están encerrados entre barrotes mentales, la libertad física que tengas no tendrá el más mínimo valor. Caminar libremente no es suficiente, no alcanza; solo eres libre, cuando tu mente es libre. Cuando elimines las trampas mentales estarás apto para comenzar a gestar éxitos y sueños.

Alphonse de Chateaubriant, un escritor francés, comparó la mente con aquellas mariposas que toman el color de las hojas sobre las cuales se posan. En su novela La repuesta del Señor escribió: Nos convertimos en aquello que contemplamos.

Una mentalidad vieja, caduca, nunca te acercará a lo nuevo y a lo de avanzada. La mentalidad vieja es sinónimo de mediocridad, de estancamiento, de pobreza. No puedes aspirar a jugar en primera, ni estar primero en los rankings, ni competir con las multinacionales, ni con las bolsas del mundo entero mientras vivas dependiente de una mentalidad deprimente, de pobreza, de fatalidad y de crisis. Muchas personas han sido prósperas económicamente en estos tiempos, pero siguen viviendo del mismo modo que cuando su salario no les alcanzaba para llegar a fin de mes. Por las dudas no disfrutan, sólo guardan; pero mientras tanto, en esos por las dudas… se olvidan de vivir y de ser felices.

Para entrar a un nuevo nivel de vida, de disfrute y de placer, necesitas renovar tu mente, alejarte del autoboicot, dejar atrás tus viejas creencias y no preocuparte: ¡no le estarás siendo infiel a tu antiguo yo!, sólo estarás priorizando tus nuevas metas y eligiendo las creencias que hoy se ajustan más a ti.

· Crea tú mismo las circunstancias que actúan a tu favor.
· No te pelees ni con la vida ni con los otros.
· Cree en ti mismo, en tu potencial y en cada don y talento especial por los cuales eres reconocido.
· Elige tú mismo a las personas que te acompañarán en ese desafío.

(Bernardo Stamateas de su Libro Autoboicot -cuando el toxico es uno mismo-).

135351626

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s