El Árbol generoso…

nino2

Había una vez un árbol que amaba a un pequeño niño. y recogía sus hojas para hacerse con ellas una corona y jugar al rey del bosque. y se mecía en sus ramas y comía manzanas.
Y, cuando estaba cansado, dormía bajo su sombra. Y el niño amaba al árbol… Pero el tiempo pasó. Y el niño creció.
Pero un día, el árbol vió venir a su niño y le dijo:
“Ven, Niño, súbete a mi tronco y mécete en mis ramas y come mis manzanas y juega bajo mi sombra y sé feliz”.
“Ya soy muy grande para trepar y jugar,” dijo él. “Yo quiero comprar cosas y divertirme”.
Necesito dinero. ¿Podrías dármelo?”
“Lo siento”, dijo el árbol, “pero yo no tengo dinero. Sólo tengo hojas y manzanas. Coge mis manzanas y véndelas en la ciudad. Así tendrás dinero y serás feliz”.
Pero pasó mucho tiempo y su niño no volvía… y el árbol estaba triste.
Y entonces, un día, regresó y el árbol se agitó alegremente y le dijo, “Ven, Niño, súbete a mi tronco, mécete en mis ramas y sé feliz”.
“Estoy muy ocupado para trepar árboles”, dijo él. “Necesito una casa que me sirva de abrigo”. “Quiero una esposa y unos niños, y por eso quiero una casa. ¿Puedes tú dármela?”
“Yo no tengo casa”, dijo el árbol, “El bosque es mi hogar, pero tú puedes cortar mis ramas y hacerte una casa. Entonces serás feliz”. Y el árbol se sintió feliz.
Pero pasó mucho tiempo y su niño no volvía. Y cuando regresó, el árbol estaba tan feliz que apenas pudo hablar.
“Ven, Niño”, susurró. “Ven y juega”.
“Estoy muy viejo y triste para jugar”, dijo él.
“Quiero un bote que me lleve lejos de aquí. ¿Puedes tú dármelo?”
“Corta mi tronco y hazte un bote”, dijo el árbol. “Entonces podrás navegar lejos… y serás feliz”. Y así él cortó el tronco y se hizo un bote y navegó lejos. Y después de mucho tiempo su niño volvió nuevamente.
“Lo siento, Niño”, dijo el árbol, “pero ya no tengo nada para darte. Ya no me quedan manzanas”.
“Mis dientes son muy débiles para comer manzanas”, le contestó.
“Ya no me quedan ramas”, dijo el árbol. “Tú ya no puedes mecerte en ellas”.
“Estoy muy viejo para columpiarme en las ramas”, respondió él.
“Ya no tengo tronco” dijo el árbol. “Tú ya no puedes trepar”.
“Estoy muy cansado para trepar”, le contestó.
“Lo siento” se lamentó el árbol “Quisiera poder darte algo, pero ya no me queda nada. Soy solo un viejo tocón. Lo siento…”
— Ahora necesito muy pocas cosas —dijo el muchacho—. Sólo un lugar tranquilo para sentarme y descansar. Estoy demasiado cansado.
Bueno— dijo el árbol enderezándose todo lo que pudo con gran esfuerzo—.
— Bueno, siéntate. Un viejo tronco sólo sirve para asiento y descanso…
Ven, siéntate. Y el muchacho lo hizo… Y el árbol era feliz, feliz, feliz.
(Shel Silverstein).

REFLEXION:

Esta es la historia de cada uno de nosotros: el árbol son nuestros padres. De niños, los amamos y jugamos con ellos. Cuando crecemos los dejamos solos;regresamos a ellos cuando los nesecitamos, o cuando estamos en problemas. No importa lo que sea, siempre están alli para darnos todo lo puedan y hacernos felices. Ustedes pueden pensar que muchacho es cruel con el árbol, ¿no es así como tratamos aveces a nuestros padres?

9110629-hombre-reflexivo-middleaged-sentarse-bajo-manzano-en-jard-n-oto-al

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Crea tu propio blog con WordPress.com.

Subir ↑

El blog de Isa

Un lugar para compartir cosas interesantes

CONEXIÓN PERMANENTE.

Estar atentos en el aquí y el ahora, es la única manera de hallar tu Conexión Permanente.

Gotitas de conciencia

Es un blog sobre autoayuda, enfocado en la salud emocional y la codependencia. Se trata de compartir informacion sobre la codependencia y como salir de ella. Se tratan asuntos como la autoestima , la felicidad , las emociones , como salir de relaones toxicas y como encontrar relaciones saludables.

isabelsaenz

Un sitio de Informacion, crecimiento y diversión. Un lugar para compartir mis experiencias.

La vida te da sorpresas!

La vida es incierta y el futuro siempre nos preocupa mas de lo que nos ocupa, la única forma de derrotar el miedo es enfrentandolo, de otra forma permaneceremos en el para siempre! Facilitador Coach Ontológico.

WordPress.com

WordPress.com is the best place for your personal blog or business site.

SE HABLA VERDE

Hablar verde, no es una moda... Es un estilo de vida

A %d blogueros les gusta esto: