Afirmación 26 de Marzo

Soy libre de tener pensamientos maravillosos. Yo controlo mi propia mente.

(Louise L. Hay de su Calendario de Afirmaciones).

separador con corazoncito rosado

Estoy conectada con toda vida…

Yo soy espíritu, luz, energía, vibración, color y amor. Y soy muchas más cosas de lo que creo. Estoy conectada con cada persona del planeta y con la totalidad de la vida. Me veo así: sana, entera, viviendo en una sociedad en donde estoy a salvo siendo quien soy y amando a mi prójimo. No sólo me veo así a mí misma sino también a todos nosotros, porque este es un tiempo de curación y de integración. Y yo formo parte de la totalidad. Soy una con la totalidad de la vida. Y así es.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Cada persona forma parte de la armoniosa totalidad…

Cada uno de nosotros es una idea divina mediante la cual la Mente Única se expresa armoniosamente. Estamos juntos porque necesitamos aprender los unos de los otros. Hay un propósito en nuestro estar juntos. No hay necesidad de rebelarnos contra este propósito ni de culparnos mutuamente por lo que está sucediendo. No hay peligro en que trabajen para amarnos a nosotros mismos y de este modo poder beneficiarnos y crecer. Optamos por trabajar juntos para traer armonía a la tarea que hoy nos ocupa y a todos los aspectos de nuestra vida. Todo lo que hacemos se basa en una única verdad: la verdad de nuestro ser y la verdad de la Vida. La correcta acción Divina nos guía en cada momento del día. Decimos la palabra justa en el momento justo yen todo momento llevamos a cabo la acción justa. Cada persona forma parte de la armoniosa totalidad. Hay una Divina fusión de energías mientras colaboramos jubilosamente, apoyándonos y alentándonos los unos a los otros de maneras gratificantes y productivas. Tenemos éxito en todos los aspectos de nuestro trabajo y de nuestra vida. Somos sanos, felices, cariñosos, alegres, respetuosos y productivos, y estamos en paz con nosotros mismos y entre nosotros. Con amor entregamos este tratamiento a la Mente Única que hace el trabajo y que se manifiesta en nuestra vida. Así sea, y así es. ¡Y está hecho!

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Ahora estoy dispuesta a ver únicamente mi magnificencia…

Ahora decido eliminar de mi mente y de mi vida todos los pensamientos negativos, destructivos y amenazadores. Ya no escucho opiniones ni conversaciones perjudiciales. Hoy nadie puede dañarme porque me niego a creer que puedan hacerlo. Por más justificadas que parezcan, me niego a complacerme en emociones dañinas. Me elevo por encima de cualquier cosa que intente encolerizarme o asustarme. Los pensamientos destructivos no tienen poder sobre mí. La culpa no cambia el pasado. Pienso y digo solamente lo que quiero crear en mi vida. Soy más que capaz para todo lo que necesito hacer. Soy una con el poder que me creó. Estoy a salvo. Todo está bien en mi mundo.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Todas mis relaciones están envueltas en un círculo de amor…

Envuelve a tus familiares, no importa si están vivos o no, en un círculo de amor. Incluye en él a tus amigos, a tu pareja, a todos tus seres queridos, a tus compañeros de trabajo, a las personas que forman parte de tu pasado, y a toda la gente a quien quisieras perdonar y no sabes cómo. Afirma que tienes relaciones maravillosamente armoniosas con todo el mundo, relaciones en las que reinan el afecto y el respeto mutuos. Has de saber que puedes vivir con dignidad, paz y júbilo. Deja que este círculo de amor envuelva a todo el planeta, y que tu corazón se abra para así tener dentro de ti un espacio de amor incondicional. Mereces amor.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Me amo y me acepto exactamente tal como soy…

chava-en-campo

Todos tenemos aspectos que nos parecen inaceptables e indignos de amor. Si estamos realmente enfadados con alguna parte de nosotros mismos, es frecuente que nos maltratemos. Entonces recurrimos al alcohol o a las drogas, fumamos, comemos en exceso o lo que sea. Nos castigamos. Una de las peores maneras de maltratarnos que tenemos es la autocrítica. Es necesario que dejemos de criticarnos. Cuando lo conseguimos, nos asombra con qué facilidad automáticamente hemos dejado de criticar a los demás, porque todo el mundo es un reflejo de nosotros mismos, y lo que vemos en otras personas es lo que vemos en nuestro interior. Cuando nos quejamos de otra persona, en realidad nos estamos quejando de nosotros mismos. Cuando realmente somos capaces de amarnos y de aceptarnos tal como somos, no hay nada de qué quejarse. No podemos herirnos a nosotros mismos ni podemos herir a los demás. Ahora, prometamos no volver a criticarnos jamás por nada.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Para mí misma cultivo creencias nuevas y maravillosas…

539999_427338603965697_332404028_n

He aquí algunas de las creencias que me he ido creando con el tiempo y que realmente funcionan para mí:
Estoy siempre a salvo. Todo lo que necesito saber se me revela. Todo lo que necesito me llega en el momento, el lugar y el orden adecuados. La vida es júbilo y está llena de amor. Allí donde voy prospero. Estoy dispuesta a cambiar y a crecer. Todo está bien en mi mundo.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

BarraRosasCTV_34a