Estoy conectada con toda vida…

Yo soy espíritu, luz, energía, vibración, color y amor. Y soy muchas más cosas de lo que creo. Estoy conectada con cada persona del planeta y con la totalidad de la vida. Me veo así: sana, entera, viviendo en una sociedad en donde estoy a salvo siendo quien soy y amando a mi prójimo. No sólo me veo así a mí misma sino también a todos nosotros, porque este es un tiempo de curación y de integración. Y yo formo parte de la totalidad. Soy una con la totalidad de la vida. Y así es.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Ahora estoy dispuesta a ver únicamente mi magnificencia…

Ahora decido eliminar de mi mente y de mi vida todos los pensamientos negativos, destructivos y amenazadores. Ya no escucho opiniones ni conversaciones perjudiciales. Hoy nadie puede dañarme porque me niego a creer que puedan hacerlo. Por más justificadas que parezcan, me niego a complacerme en emociones dañinas. Me elevo por encima de cualquier cosa que intente encolerizarme o asustarme. Los pensamientos destructivos no tienen poder sobre mí. La culpa no cambia el pasado. Pienso y digo solamente lo que quiero crear en mi vida. Soy más que capaz para todo lo que necesito hacer. Soy una con el poder que me creó. Estoy a salvo. Todo está bien en mi mundo.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Experimento la totalidad de las posibilidades, que hay dentro de mí

¿Qué significa para ti la totalidad de las posibilidades? Piénsalo como algo sin límites, yendo más allá de todas las limitaciones que sueles imponerte. Deja que tu mente vaya más allá de lo que te parece posible. «No se puede hacer, no resultará, no es suficiente, hay un obstáculo en el camino.» ¿Con cuánta frecuencia te has valido de estas limitaciones, diciendo que por ser mujer no puedes hacer esto, o que por ser hombre no puedes hacer lo otro, o que no tienes la educación necesaria para tal o cual cosa? Te aferras a las limitaciones porque son importantes para ti. Pero las limitaciones te impiden expresar y experimentar la totalidad de las posibilidades. Cada vez que dices «no puedo», te estás limitando. ¿Estás dispuesto a ir más allá de tus creencias de hoy?

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Expreso mi verdadero ser…

198444_211447878869259_100000121464568_918571_1515717_n

Me veo poseedora de una conciencia de unidad con la presencia y el poder de Dios. Me veo siempre consciente del poder de Dios dentro de mí como la fuente de todo aquello que deseo. Me veo rogando confiadamente a la Presencia que atienda a todas mis necesidades. Amo incondicionalmente a todas las expresiones de Dios, sabedora de la verdad de todo lo que existe. Ando por la vida en la feliz compañía de mi propio Ser divino y expreso jubilosamente la bondad que soy. Mi sabiduría y la comprensión de mi espíritu van en aumento, y cada día expreso con mayor plenitud la belleza y la fuerza interiores de mi verdadero ser. El orden divino está siempre presente en mi experiencia, y hay tiempo abundante para todo lo que decido hacer. En todos mis tratos con los demás expreso sabiduría, comprensión y amor, y mis palabras están guiadas por la Divinidad. Veo que mi conciencia de la abundancia espiritual se expresa como riqueza; riqueza que uso en bien de mi mundo. Me veo expresando en mi trabajo la energía creativa del Espíritu; pronunciando y escribiendo, fácilmente y con profundidad de entendimiento y sabiduría, palabras de verdad. Ideas originales y estimulantes brotan en mi conciencia en busca de expresión jubilosa, y yo las llevo adelante hasta su plena y cabal manifestación Y así es.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

BarraRosasCTV_34a

Proclamo riqueza y plenitud para mi vida…

perdonar

Ahora decido apartarme de las creencias que me han limitado y me han privado de los beneficios que tanto deseo. Declaro que en estos momentos todos los pensamientos negativos que hay en mi conciencia se diluyen, se borran y desaparecen Ahora mismo, mi conciencia se está llenando de pensamientos alegres, positivos y cariñosos que me proporcionan salud, riqueza y amorosas relaciones. Me libero de todas las pautas de pensamiento negativas que me hacen tener miedo (miedo de perder lo que poseo, miedo a la oscuridad, miedo de que me hagan daño, miedo a la pobreza, al dolor, a la soledad…), que me impulsan a abusar de mí misma, a sentir que no sirvo o no soy digna, a llenarme de cargas o de pérdidas, y a hacer cualquier otra tontería que pueda estar al acecho en algún oscuro rincón de mi conciencia. Ahora soy libre de permitir y aceptar que el bien se manifieste en mi vida, y proclamo para mí la riqueza y la plenitud de la vida en toda su profusa abundancia, el amor que fluye pródigo, la prosperidad abundante, la salud vital y vibrante, la creatividad siempre nueva y fresca y la paz que me rodea por todas partes. Todo esto me merezco y ahora estoy dispuesta a aceptarlo y a tenerlo de forma permanente. Soy co-creadora con la Única e Infinita Totalidad de la Vida, y por consiguiente todas las posibilidades se abren ante mí, y yo me alegro de que así sea. ¡Y así es!

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

BarraRosasCTV_34a

Estoy aquí en el momento adecuado…

photo

Todos viajamos interminablemente a través de la eternidad, y el tiempo que pasamos sobre este plano de acción sólo es un breve instante. Escogemos venir a este planeta para aprender lecciones y trabajar en nuestro crecimiento espiritual, y para expandir nuestra capacidad de amar. No hay un momento adecuado ni un momento inadecuado para llegar ni para irnos. Llegamos siempre en mitad de la película y nos vamos en mitad de la película. Nos vamos cuando hemos acabado nuestra tarea. Venimos para aprender a amarnos más y para compartir ese amor con todos los que nos rodean. Venimos a abrir nuestro corazón a un nivel mucho más profundo. Nuestra capacidad de amar es lo único que nos llevamos con nosotros al irnos. Si tuvieras que irte hoy, ¿cuánta te llevarías?

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

BarraRosasCTV_34a

Soy Libre…

risoterapia

Soy espíritu puro, y luz, y energía. Me veo como un ser libre. Soy libre en mi mente. Soy libre en mis emociones. Soy libre en mis relaciones. Soy libre en mi cuerpo. Me siento libre en mi vida. Me permito conectarme con aquella parte de mí que es puro espíritu y totalmente libre. Me desprendo de todas las limitaciones y todos los miedos de mi mente humana. Ya no me siento inmovilizada. Cuando me conecto con ese espíritu que hay dentro de mí, con esa parte mía que es puro espíritu, me doy cuenta de que soy mucho más que mi personalidad, mucho más que mis problemas o mi malestar. Cuanto más me conecto con esa parte mía, más libre puedo ser en todos los ámbitos de mi vida. Puedo elegir ser esa parte de mi espíritu que es totalmente libre. Si puedo ser libre en un ámbito, puedo serlo en muchos. Estoy dispuesta a ser libre. La parte de mí que es espíritu puro sabe conducirme y guiarme de maneras muy beneficiosas para mí.Confío en mi parte espiritual y sé que estoy a salvo siendo libre. Soy libre en mi amor por mí misma, y dejo que ese amor fluya con toda la libertad posible. Ser libre no implica ningún peligro. Soy espíritu y soy libre, y así es.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

wjouxfgpjc2