Soy una persona maravillosa y me siento estupendamente…

El trabajo de reprogramar tus creencias negativas es muy poderoso. Una buena manera de hacerlo es prepararte una cinta grabada con tu propia voz. Tu voz significa mucho para ti. Graba una cinta con tus afirmaciones y escúchala. Contendrá muchas cosas valiosas para ti. Si quieres una cinta que sea aún más poderosa, pídele a tu madre que la grabe. ¿Te imaginas lo que será irte a dormir escuchando cómo tu madre te dice que eres una persona maravillosa, lo mucho que te ama, lo orgullosa que está de ti y la seguridad que tiene de que puedes ser cualquier cosa que te propongas en este mundo?

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Ahora estoy dispuesta a ver únicamente mi magnificencia…

Ahora decido eliminar de mi mente y de mi vida todos los pensamientos negativos, destructivos y amenazadores. Ya no escucho opiniones ni conversaciones perjudiciales. Hoy nadie puede dañarme porque me niego a creer que puedan hacerlo. Por más justificadas que parezcan, me niego a complacerme en emociones dañinas. Me elevo por encima de cualquier cosa que intente encolerizarme o asustarme. Los pensamientos destructivos no tienen poder sobre mí. La culpa no cambia el pasado. Pienso y digo solamente lo que quiero crear en mi vida. Soy más que capaz para todo lo que necesito hacer. Soy una con el poder que me creó. Estoy a salvo. Todo está bien en mi mundo.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Me perdono cualquier mal que haya hecho…

Sois tantos los que vivís bajo una densa nube de culpa… Siempre os sentís mal. Según vosotros, no hacéis nada bien, y os pasáis la vida disculpándoos. No queréis perdonaros por algo que hicisteis en el pasado y manipuláis a los demás como antes os manipularon. Con la culpa no se resuelve nada. Si realmente en el pasado hicisteis algo de lo cual os arrepentís, ¡dejad de pensar en ello! Si podéis disculparos con la persona a quien dañasteis, hacedlo, y no repitáis el error. La culpa busca el castigo, y el castigo crea dolor. Perdonaos y perdonad. Salid de la prisión que vosotros mismos os habéis impuesto.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Perdono todas las experiencias pasadas…

Cuando se menciona la palabra perdonar, ¿qué es lo primero que te viene a la cabeza? ¿Quién es la persona o cuál es la experiencia que sientes que jamás olvidarás, que nunca podrás perdonar? ¿Qué es lo que te mantiene atado al pasado? Cuando te niegas a perdonar, te aferras al pasado y así es imposible que vivas en el presente. Y sólo viviendo en el presente puedes crear tu futuro. Al perdonar te haces un regalo: te liberas del pasado, de las experiencias y las relaciones pasadas; te permites vivir en el presente. Cuando te perdonas y perdonas a los demás, eres efectivamente libre. El perdón siempre va acompañado de un tremendo sentimiento de libertad. Con frecuencia necesitarás perdonarte por soportar experiencias dolorosas y no amarte lo suficiente como para apartarte de ellas. Ámate, perdónate, perdona a los demás y vive en el momento. Mira cómo se van yendo la vieja amargura y el antiguo dolor si los dejas, y cómo se te abren de par en par las puertas del corazón. Cuando te diriges a los demás desde un espacio de amor, estás siempre a salvo. Perdona a todo el mundo. Perdónate. Perdona todas las experiencias pasa das ¡Eres libre!

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Renuncio al pasado y confío en el proceso de la vida…

10461660_667906373340813_8826030737150329630_n (Problemas o dificultades)

El enfado es algo normal y natural. Generalmente nos enfadamos una y otra vez por las mismas cosas, y sentimos
que no tenemos derecho a expresarlo, de modo que nos lo tragamos. Entonces el enojo tiende a instalarse en una parte concreta de nuestro cuerpo, y se manifiesta como enfermedad. Durante años y años seguimos amontonando nuestro fastidio en ese mismo lugar. Para sanar, deja salir tus verdaderos sentimientos. Si no puedes expresárselos directamente a la persona que los provoca, mírate al espejo y habla con esa persona. Díselo todo: «Estoy fastidiado contigo»; «Tengo miedo»; «Estoy alterada»; «Me has hecho daño». Y sigue; sigue hasta que te hayas liberado de todo el enojo. Entonces haz una inspiración profunda, mírate en el espejo y pregunta: « ¿Cuál es la pauta que provocó esto? ¿Qué puedo hacer para cambiar?» Si logras cambiar el sistema de creencias que desde adentro te crea ese comportamiento, no necesitarás seguir repitiéndolo.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Me libero de todas las viejas heridas y me perdono…

7c8a68f2c0ddf5e851ad2fff62beed0c-d34hcoa

Cuando te aferras al pasado con amargura y cólera, y no te permites experimentar el presente,estás desperdiciando el día de hoy. Si te aferras durante largo tiempo a la amargura y al resentimiento, eso quiere decir que necesitas perdonarte a ti mismo, no a otra persona. Si te encariñas con tus viejas heridas, te castigas aquí y ahora. Muchas veces, estás prisionero de un resentimiento idealizado. ¿Quieres tener razón o quieres ser feliz? Perdónate, y deja de una vez de castigarte.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Doy el paso que me llevará a sanar…

Cómo-practicar-la-Gratitud-para-conseguir-todo-lo-que-deseas

Una afirmación es un punto inicial, algo que abre el camino. Por medio de ella dices a tu subconsciente: «Asumo la responsabilidad Me doy cuenta de que puedo hacer algo para cambiar». Si repites a menudo la afirmación, o bien estarás listo para dejar que lo que sea suceda, y la afirmación se volverá verdad, o se abrirá ante ti un camino nuevo. Quizá tengas una idea brillante o un amigo te llame para decirte: « ¿No has intentado nunca hacer esto?», y te verás guiado a dar el paso que te llevará a sanar.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

BarraRosasCTV_34a