Afirmación 16 de Mayo

Mis pensamientos felices crean mi mundo feliz.

(Louise L. Hay de su Calendario de Afirmaciones).

separador con corazoncito rosado

Afirmación 8 de Mayo

Acepto que mis ingresos aumenten constantemente. Llevo una vida cómoda y hermosa.

(Louise L. Hay de su Calendario de Afirmaciones).

separador con corazoncito rosado

Afirmación 2 de Mayo

Hoy acepto y vivo la abundante Vida que me ofrece el Universo.

(Louise L. Hay de su Calendario de Afirmaciones).

separador con corazoncito rosado

Afirmación 15 de Abril

Me alegran mucho los éxitos de los demás. Hay en abundancia para todos.

(Louise L. Hay de su Calendario de Afirmaciones).

separador con corazoncito rosado

Afirmación 24 de Marzo

El poder interior que respira en mi cuerpo es el mismo poder que me proporciona todo lo que necesito, con sencillez y naturalidad.

(Louise L. Hay de su Calendario de Afirmaciones).

separador con corazoncito rosado

Constantemente recibo increíbles regalos…

Aprende a aceptar la prosperidad en vez de convertirla en objeto de intercambio. Si un amigo te hace un regalo o te invita a comer, no tienes que corresponder inmediatamente a su atención. Deja que esa persona te agasaje y acéptalo con alegría y placer. Tal vez nunca le devuelvas la atención; tal vez le des algo a otra persona. Y si alguien te hace un regalo que no puedes o no quieres usar, dile: «Lo acepto con alegría, placer y gratitud», Y dáselo a otra persona.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Proclamo riqueza y plenitud para mi vida…

perdonar

Ahora decido apartarme de las creencias que me han limitado y me han privado de los beneficios que tanto deseo. Declaro que en estos momentos todos los pensamientos negativos que hay en mi conciencia se diluyen, se borran y desaparecen Ahora mismo, mi conciencia se está llenando de pensamientos alegres, positivos y cariñosos que me proporcionan salud, riqueza y amorosas relaciones. Me libero de todas las pautas de pensamiento negativas que me hacen tener miedo (miedo de perder lo que poseo, miedo a la oscuridad, miedo de que me hagan daño, miedo a la pobreza, al dolor, a la soledad…), que me impulsan a abusar de mí misma, a sentir que no sirvo o no soy digna, a llenarme de cargas o de pérdidas, y a hacer cualquier otra tontería que pueda estar al acecho en algún oscuro rincón de mi conciencia. Ahora soy libre de permitir y aceptar que el bien se manifieste en mi vida, y proclamo para mí la riqueza y la plenitud de la vida en toda su profusa abundancia, el amor que fluye pródigo, la prosperidad abundante, la salud vital y vibrante, la creatividad siempre nueva y fresca y la paz que me rodea por todas partes. Todo esto me merezco y ahora estoy dispuesta a aceptarlo y a tenerlo de forma permanente. Soy co-creadora con la Única e Infinita Totalidad de la Vida, y por consiguiente todas las posibilidades se abren ante mí, y yo me alegro de que así sea. ¡Y así es!

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

BarraRosasCTV_34a