Soy ganador por naturaleza…

A medida que aprendemos a amarnos nos volvemos poderosos. Nuestro amor por nosotros mismos nos hace dejar de ser víctimas y nos convierte en triunfadores. Nuestro amor por nosotros mismos atrae hacia nosotros experiencias maravillosas. Las personas que se sienten bien consigo mismas son naturalmente atractivas porque van envueltas en un aura que es simplemente maravillosa. Siempre salen vencedoras en la Vida. Podemos aprender a amarnos a nosotros mismos. Nosotros también podemos ser triunfadores.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

separador con corazoncito rosado

Anuncios