Con amor bendigo a mi familia…

familia

No todo el mundo tiene la familia especial que yo tengo, ni dispone de las extraordinarias oportunidades que tenemos nosotros de abrirnos el corazón los unos a los otros. Nosotros no estamos limitados por lo que piensan los vecinos ni por los prejuicios de la sociedad. Somos mucho más que eso. Somos una familia que proviene del amor, y aceptamos con orgullo a cada uno de nuestros miembros, porque es único. Yo soy especial y digna de amor. Amo y acepto a cada miembro de mi maravillosa familia, y ellos a su vez me aman y me adoran. Estoy a salvo. Todo está bien en mi mundo.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

wjouxfgpjc2

Mi hogar es un puerto de paz…

feng-shui-1

Mira tu hogar. ¿Es un lugar donde realmente te encanta vivir? ¿Es cómodo y alegre, o está atestado y sucio, hecho siempre un desorden? Si no te sientes bien en él, nunca podrás disfrutarlo. Tu hogar es un reflejo de ti. ¿En qué estado lo tienes? Vete a limpiar y ordenar los armarios y la nevera. La ropa que hace mucho que no te pones, véndela, regálala o quémala. Libérate de lo viejo con el fin de hacer lugar para lo nuevo. Y mientras te desprendes de todo eso, piensa: «Estoy limpiando mis armario mentales». Haz lo mismo con el contenido de la nevera. Tira las sobras y los restos que llevan allí algún tiempo. La gente que tiene en desorden los armarios y la nevera, también tiene en desorden la mente. Haz de tu hogar un lugar maravilloso para vivir.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

wjouxfgpjc2

Me elevo por encima de todas las limitaciones…

10461660_667906373340813_8826030737150329630_n (Problemas o dificultades)

Cada experiencia, incluso las que llamamos «errores», es un paso. Ámate por todos tus errores, que han sido muy valiosos para ti. Te han enseñado muchas cosas. De esta manera aprendes. Disponte a dejar de castigarte por tus errores, y ámate por tu disposición a aprender y a crecer.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

wjouxfgpjc2

Respiro amor y emano vida…

2 chica girasoles

¿Estás expandiéndote o contrayéndote? Cuando expandes tu pensamiento, tus creencias y todo lo que es tuyo, el amor fluye libremente. Cuando te contraes, eriges murallas y te aíslas. Si tienes miedo, sientes que algo te amenaza o crees que las cosas no andan bien, comienza a respirar. La respiración endereza la columna, abre el pecho y proporciona al corazón el lugar que necesita para expandirse. Al practicar la respiración bajas las barreras y comienzas a abrirte. Respirar es un comienzo. En vez de entregarte al pánico total, respira profundamente y pregúntate: «¿Qué es lo que quiero, contraerme o expandirme?».

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

wjouxfgpjc2

Estoy sana y rebosante de energía…

chava-en-campo

Sé y afirmo que mi cuerpo es un lugar acogedor donde vivir. Siento respeto por él y lo trato bien. Me conecto con la energía del Universo y dejo que fluya a través de mí. Mi energía es asombrosa. Soy un ser radiante, vital, ¡y estoy viva!

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

wjouxfgpjc2

Me amo y me acepto exactamente tal como soy…

shutterstock_53648944

Todos tenemos aspectos que nos parecen inaceptables e indignos de amor. Si estamos realmente enfadados con alguna parte de nosotros mismos, es frecuente que nos maltratemos. Entonces recurrimos al alcohol o a las drogas, fumamos, comemos en exceso o lo que sea. Nos castigamos. Una de las peores maneras de maltratarnos que tenemos es la autocrítica.
Es necesario que dejemos de criticarnos. Cuando lo conseguimos, nos asombra con qué facilidad automáticamente hemos dejado de criticar a los demás, porque todo el mundo es un reflejo de nosotros mismos, y lo que vemos en otras personas es lo que vemos en nuestro interior. Cuando nos quejamos de otra persona, en realidad nos estamos quejando de nosotros mismos. Cuando realmente somos capaces de amarnos y de aceptarnos tal como somos, no hay nada de qué quejarse. No podemos herirnos a nosotros mismos ni podemos herir a los demás. Ahora, prometamos no volver a criticarnos jamás por nada.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

wjouxfgpjc2

El Espíritu Infinito es eterno…

009marcos182-23

El sol no cesa de brillar. Por más que las nubes lo oscurezcan durante un tiempo, el sol siempre brilla, jamás deja de brillar. Y aunque la tierra gire y parezca que el sol desciende, en realidad nunca deja de brillar. Lo mismo se puede decir del Poder Infinito, del Espíritu Infinito: es eterno. Está siempre ahí, dándonos su luz. Podemos oscurecer su presencia con las nubes de nuestro pensamiento negativo, pero ese Espíritu, ese Poder, esa energía sanadora está siempre con nosotros.

(Louise L. Hay de su Libro Pensamientos del Corazón).

wjouxfgpjc2